martes, 23 de diciembre de 2014

Saab Sonet II


Un autito picante
Revista Corsa Nro 108. Mayo de 1968

Uno de los pocos países que aún producen motores de dos tiempos es Suecia. La Svenska Aeroplan Aktiebolaget (SAAB) ha desarrollado el Sonett II, un auto deportivo, dos asientos con un motor de tres cilindros y dos tiempos con sistema de lubricación directo

El día 4 de febrero de 1965 la Svenska Aeroplan Aktiebolaget (SAAB) exhibió un prototipo sport de 2 plazas ante un grupo de destacados corredores de rallies y periodistas de la prensa sueca. El nuevo modelo era el Saab Sonett. que poco más tarde sería lanzado a mercado internacional. Para ser más precisos, en febrero de 1966. 
El coche era un sport de 2 plazas muy liviano debido a su carrocería de fibra de vidrio. La Saab anunció en ese momento su interés por ofrecer en ciertos mercados un modelo del tipo Gran Turismo, que fuese veloz, como un complemento para su restante programa de modelos. Algunas semanas después se presentó un segundo auto. Un poco más largo y más lujoso que su predecesor. La línea era totalmente diferente del primero. Ese prototipo presentado en el mes de febrero del '65 había sido diseñado por Bjórn Karlstróm, mientras que el número dos fue realizado por Sixten Sason, diseñador oficial de la SAAB. 
En un primer momento se hizo la salvedad de que ninguno de los dos coches era definitivo para ser producido en serie en lo que respecta a forma y técnica. Se recalcó en la oportunidad que ninguno de ellos había sido fabricado con otro fin que el de experimentación. Esos modelos no saldrían a la venta hasta que estuviesen sometidos a largas e importantes pruebas. El programa completo demandó a los técnicos de la SAAB un trabajo de cuatro meses. 


La principal razón por la que la fábrica sueca incluyó un coche Sport GT a programa de modelos es que parte de los mercados de exportación, principalmente los Estados Unidos, tenían mucho interés en un auto de este tipo de la marca SAAB. 
El Saab Sonett II fue, finalmente, la evolución del primero de los dos prototipos. Se modificaron algunos detalles sin mayor importancia para que la versión final fuese más elegante. Desde el punto de vista mecánico el auto está basado en piezas standard de Saab. El motor, trasmisión, dirección, suspensión, etc., coinciden, en general, con las piezas y elementos correspondientes al SAAB Montecarlo 850. También la carrocería se compone en gran parte de componentes standard, aunque algunos han tenido que ser adaptados al nuevo modelo. 
La carrocería es muy baja y sumamente liviana. Está realizada en fibra de vidrio y se compone tan sólo de dos partes, a excepción de las puertas y la tapa del baúl. La parte frontal, los guardabarros delanteros y el capó forman una parte que se abre desde adelante hacia arriba en su borde posterior. Por tal razón el compartimiento del motor resulta ampliamente accesible. 
Al igual que el resto de los SAAB, el Sonett II tiene incorporados a su estructura resistentes refuerzos de chapa en los montantes del parabrisas. Para que las puertas mantengan su forma y evitar que produzcan ruidos molestos, están provistas de marcos de acero sumamente firmes y rígidos, suspendidos de fuertes vigas verticales. Entre el techo y el travesaño de sección de caja detrás de los asientos, del lado de adentro, se halla un arco de seguridad de tubos de acero cromados, lo que nosotros llamamos comúnmente "barra antivuelco". 


Los interiores del Sonett II vienen en dos colores: gris y negro. La única excepción es el tablero de instrumentos, construido en madera terciada de caoba con superficie de nogal. El volante de dirección es de tamaño cómodo y de color negro, con el anillo exterior forrado en cuero del mismo tono. Los asientos son de "verdaderísimo" Gran Turismo. Están construidos en una sola pieza y son del tipo butaca, y fueron diseñados especialmente para el Sonett II, ofreciendo un cómodo apoyo de todo el cuerpo, sujetando el conductor al asiento contra cualquier movimiento lateral que pudiera producirse. 
El baúl, que está recubierto de alfombras blandas y tupidas, tiene una capacidad de aproximadamente 250 dm3. Es accesible tanto del lado de adentro como del exterior. Del interior se puede tener acceso al equipaje por medio de una tapa en la pared vertical posterior. La rueda de auxilio se halla en un compartimiento especial debajo del piso del baúl. 
El motor se diferencia bastante de la versión standard del Saab-Montecarlo 850. El Sonett II viene de fábrica equipado con tres carburadores Solex horizontales por los que corre la alimentación hacia los tres cilindros. El filtro de aire está ubicado en sentido vertical. El ventilador del radiador es eléctrico y se conecta y desconecta automáticamente, dependiendo de la temperatura del líquido refrigerante. El motor está provisto, además, de un tanque de expansión, debido a que el radiador está ubicado muy abajo, y es de reducido tamaño. Ese tanque funciona una vez que la temperatura del agua ha llegado a más de 85°, poniéndose en funcionamiento una bomba eléctrica que bombea agua de ese tanquecito, colocado aparte, hacia el radiador. 

Corte del motor del Saab Sonet. Se pueden ver las 4 bancadas de apoyo del cigüeñal, que tapan en el dibujo a los conductos del sistema de inyección de aceite

El múltiple de escape y el cárter de aceite del motor del Sonett II se diferencian de la versión standard. El múltiple de escape es del tipo de salidas individuales, juntándose en una precámara silenciadora, de donde sale un solo caño hacia atrás. Las características técnicas del motor, es decir, el diámetro de los cilindros, la relación de compresión, ciclos del motor, cigüeñal, etc., son idénticas a las de la versión standard (aunque no tanto) del 850 Montecarlo. Lo mismo sucede con el embrague, la caja de cambios y el diferencial. La potencia máxima del motor es de 60 HP (DIN) a una velocidad de rotación del cigüeñal del orden de las 5.200 vueltas. 
El peso del auto en vacío es de sólo 660 kg. Con tanque de combustible lleno y equipo completo, su peso está en los 710 kg. La distribución de peso es de un 60% sobre el eje delantero (con conductor y acompañante) y 40 % sobre las ruedas posteriores, que no son las motrices. 
Su aceleración es excelente, teniendo en cuenta su baja cilindrada, aunque compensada en gran parte por su poco peso. Para llegar a los 100 km/h necesita 12 segundos y medio. La velocidad máxima es casi alarmante en un auto de su categoría y con sólo 841 cm3 de cilindrada: ¡170 km/h!, que pueden llegar a ser 175 km/h, según la gente que sabe. 
Un detalle interesante. Los tres carburadores brindan al motor una alimentación individual de óptimo rendimiento, pero esto va combinado con un sistema de inyección de aceite directa al block, lo que lo hace diferente del resto de los 2 tiempos. Por consiguiente, no es necesario, como en los DKW, mezclar un porcentaje de lubricante con el combustible. En el Saab Sonett II, la nafta y el aceite van en compartimientos independientes entre sí. 
¿Qué les parece el Sonett II?. Creemos que es un autito picante, y muy interesante. De esos lindos para divertirse. Bajito, picador y con potencia suficiente para arrastrar sus 700 kilos. El Saab Sonett II es un producto más de la pulcra estética sueca. Una terminación excelente, un motor noble y robusto y un cockpit que hace suspirar al más exquisito. En fin... todo en el Sonett II tiene clase. Esa distinción que destilan los autos suecos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada