lunes, 26 de enero de 2015

Jaguar XJ-6

El Jaguar XJ-6 mostrando la carita. Inmediatamente se aprecia el cambio de diseño de la parrilla, que hace que el auto se parezca a otros autos... menos a un Jaguar

La introducción de un nuevo modelo de Jaguar es siempre un suceso en la escena internacional. La tradicional firma inglesa presenta ahora para ustedes -ladies an gentlemen- el nuevo XJ-6

Revista Corsa Nro 135
Noviembre de 1968

Nadie puede negar la importancia de los felinos en la historia del Imperio Británico. Cualquiera que se detenga a observar el escudo inglés encontrará un majestuoso león rampante a la izquierda de la corona. En la época victoriana pocas cosas se podían comparar al orgullo de haber cazado un tigre bengalí en la lejana colonia hindú. Los gatos son parte formal de la literatura fantástica inglesa; constantes y consecuentes compañeros de las tradicionales brujas, es muy corriente cruzarse hoy con cualquier gato, o pobre gato, en la brumosa Downing o Carnaby Street. Tan corriente como cruzarse con un Jaguar. Sí; con un Jaguar... o varios. En el año 69 podrá usted cruzarse con un 240 saloon; o un XJ 6, 2.8 litre standard, un XJ 6 de Luxe, un XJ6, 4,2 litre; un 420 G saloon y limousine; un "E" type roadster, coupé o coupé 2+2. Estos son los modelos que la firma de Coventry presentará para el próximo año, entre el beneplácito de los que no tienen ningún problema para comprarse un Jaguar, y la melancolía de los carentes de recursos para comprarse aunque sea un sacapuntas made in Great Britain. 


VOY A MOLESTAR LA ATENCIÓN

...de ustedes, para presentarles, a solo título de propaganda, los dos nuevos modelos que presenta Jaguar para el próximo año, que se iniciará, salvo error o golpe de Estado, el 19 de enero de 1969. Estos son el XJ6, 28 y 4.2 litros. El 2.8 se ofrece en versión standard y de Luxe. Ambos modelos, cuya diferencia estriba en la variación de capacidad cúbica de sus motores, presentan la misma carrocería; son autos de tamaño mediano, alta performance y la excelente calidad y cuidado en la terminación y detalles hacen que los Jaguar se aseguren, para determinado mercado, un nivel de demanda a escala internacional. O sea que aquellos que quieren hacer turismo bastante más rápido que sus semejantes, pueden confiar en los 180 HP que entrega la versión 2.8, o los 245 HP del 4.2 litros. El motor 2,8 es una derivación del 3 litros, 300 HP, que equipaba a algunos Jaguar de competición. La decisión de la compañía de no intervenir en carreras, por el momento, hizo que la máquina derivara a ocupar el vano motor de autos, si bien veloces, evidentemente más pacíficos que los que acostumbran a atronar las pistas. La trasmisión se ofrece "a mano", con o sin sobremarcha, o totalmente automática. En todos los casos, la palanca de cambios se encuentra ubicada entre los dos asientos delanteros. Un nuevo sistema instalado en la bocha de la palanca, se utiliza para operar la sobremarcha. En los dos próximos años se introducirán nuevos motores en la serie "XJ". Se ofrecerán versiones aún más potentes, dentro de la misma carrocería, que ha sido diseñada teniendo en cuenta los futuros cambios. 

Costado derecho del auto. El costado izquierdo es igual, pero está del otro lado, y por eso no se ve. De todos modos, si  uno no puede comprarlo, es mejor no verlo. Para sufrir, hermanos, estamos en el mundo...

CARROCERÍA

Totalmente construida en acero, es de estructura monocasco. El estudio de styling y diseño fue totalmente realizado, hasta la solución final, por diseñadores e ingenieros de la firma. Moderna en apariencia, conserva las características tradicionales en todos los autos de este tipo producidos por Jaguar Cars Co. Con una salvedad... La parrilla clásica que caracterizó a los modelos durante varios años (entre éstos, nuestro viejo conocido, el 3,8 litros), cambió radicalmente su forma. Estéticamente mejoró, pero a costa de la pérdida del sello tradicional que imponía la presencia del característico enrejado vertical "in the nose". Ahora se parece menos a un Jaguar y más a un Lancia Flavia, con ciertas reminiscencias de Rover 3 litros, y qué sé yo. En su interior se pueden acomodar 5 personas, y en el baúl el equipaje respectivo. También se puede ubicar el equipaje sobre los asientos y las 5 personas en el baúl, pero es una soberana tontería. Más ancho y más bajo que los antecesores, presenta la terminación interior y exterior excepcional, característica de todos los Jaguar, inclusive los standard. 

En otra foto mostramos la cara del XJ-6. Aquí mostramos... bueno, digamos la parte de atrás. Diseño agradable y suave; luces para avisarle al que viene atrás cuando uno tiene la intención de decolar

El área vidriada ha aumentado considerablemente. Las asientos delanteros, individuales, han sido estudiados anatómicamente, de manera de asegurar una ubicación correcta y no dificultar el ascenso y consecuente descenso. El asiento trasero, con apoyabrazos central, responde al mismo diseño del delantero, estando el apoyabrazos en posición... bueno, como para apoyar los brazos. Estando retraído, el asiento puede acomodar a tres personas, aunque sean fuertes de caderas. Las cuatro puertas (nos habíamos olvidado de decírselo), presentan manivelas retráctiles y seguros a prueba de niños terribles. El tablero ofrece instrumental completo, incluyendo tacómetro y reloj a transistores. Al centro del panel se ubican los siguientes instrumentos: amperímetro, nivel de nafta, presión de aceite, reloj y temperatura de agua. Debajo de éstos, una botonera selectora de todo lo que se quiera imaginar; calefacción, ventanillas, luces, lavaparabrisas, etc., etc. 


Debajo de la botonera, una bandeja portamapas, iluminada en su interior. De todos modos, el mapa que uno busca es el que nunca aparece, por más luz que haya... Debajo de la bandeja, una consola central, en la que se ubican los controles de la radio, los de ventilación, y la palanca de cambios, flanqueada por dos grandes ceniceros y encendedor de cigarros, cigarrillos y cigarros de hoja. Pipas, no. Un nuevo sistema de calefacción y ventilación se ha instalado en los "XJ". La distribución interior de aire fresco ha sido especialmente estudiada. La temperatura se conserva a un mismo nivel en todo el interior del habitáculo. El nivel se mantiene gracias a un selector automático de temperatura, operado por un regulador variable que se comanda desde la consola central. El sistema "Posivent" consta de un extractor de aire, diseñado por el departamento de ingeniería de Jaguar, que evita turbulencias y ruidos durante el funcionamiento. El sistema de calefacción responde a las mismas condiciones de uso que el de ventilación. O sea que en el interior del auto hace calor en invierno y fresco en verano. Como debe ser. 

Cuando uno lo abre "para ver que tiene adentro", se encuentra con partes, sistemas y mecanismos  surtidos que, sumados y combinados, dan como saldo un Jaguar XJ-6

La suavidad de marcha está asegurada por un nuevo sistema de suspensión consistente, para el tren delantero, de brazos reactores asimétricos, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora. Los amortiguadores han sido montados fuera de los resortes helicoidales, adyacentes a la rueda. La geometría de la suspensión está diseñada para prever "cambios de actitud" por parte del auto; cambios que generalmente terminan de realizarse cuando uno queda primorosamente enroscado al tronco de un eucalipto. Y todo porque el auto no avisa... La suspensión trasera es la ya experimentada a lo largo de la práctica deportiva de la empresa. Es un sistema independiente, con brazos trasversales y longitudinales, amortiguadores gemelos y resortes helicoidales. Frenar se puede gracias a los frenos a disco garantizados por la experiencia de Jaguar en este terreno. Probados en los autos ganadores en Le Mans en 1950, se fueron desarrollando y perfeccionando, para equipar a los Jaguar y a muchas otras marcas. Los frenos son Girling; adelante, se ubican en el cubo de la rueda, y atrás, adyacentes al núcleo del diferencial. Un servomecanismo y el doble circuito hidráulico aseguran frenar donde uno quiere y no donde uno puede. 

Vista de la estructura monocasco, totalmente construida de acero. En caso de impacto, la estructura se deforma de manera gradual y progresiva, minimizando las posibles consecuencias del choque

SEGURIDAD

A pesar de la píldora y otros yuyos, la humanidad sigue aumentando. Y a pesar del subdesarrollo la gente se compra autos. Como consecuencia, proporcionalmente al aumento del parque automotor, el índice de accidentes es cada vez mayor, alcanzando niveles alarmantes. Tal situación ha creado en los fabricantes de autos una conciencia de seguridad que hace, felizmente, que los autos traigan como equipo normal mayor cantidad de implementos y mecanismos de prevención para casos de accidentes (como, por ejemplo, el sujeto que, después de haberse bajado ocho faroles de whisky, jura en la comisaría que venia de lo más tranquilo y de repente se le cruzó un árbol...). Para evitar estas situaciones, que en el mejor de los casos pueden terminar en una comisaría, Jaguar equipa a sus autos con los siguientes elementos: geometría de la suspensión diseñada para asegurar mejor tenida del auto durante la marcha o frenado; servofrenos y circuito de frenos separado para las ruedas delanteras y traseras; cubiertas especiales "anti-aquaplaning", que aseguran el máximo apoyo de la banda de rodamiento en cualquier condición climática; un sistema de doble junta en la columna de dirección que evita movimientos axiales de ésta; la barra de dirección está calculada para absorber el impacto del cuerpo, en caso de accidente; el habitáculo diseñado para deformarse progresivamente en caso de impacto, absorbiendo gradualmente la energía del choque; manivelas de las puertas embutidas; tanques de nafta separados (50 as c/u.), "envasados" en sendos compartimientos de acero a cada lado; cañerías de combustible localizadas solidariamente a la estructura, con lo cual se minimiza el riesgo de rotura; montaje de los asientos delanteros extremadamente rígido; cinturones de seguridad reforzados en sus puntos de anclaje; panel de instrumental acolcha-do en su parte superior, lo cual absorbe el impacto y evita reflejos molestos; mayor área de iluminación de los fa-ros. Si después de todo esto, uno se da la piña con un Jaguar, merece que la humanidad lo señale con el dedo índice, tembloroso y acusador, como una "rara avis" (por no decir otra cosa...). 

La olla de la polenta. Se puede pedir con dos salsas distintas; 180 ó 245 HP. Depende del paladar del "gourmet"

Corte del motor 4.2 litros. Se puede apreciar que no se aparta de los lineamientos generales de los "doble árbol" que equipan normalmente a los Jaguar. Nótese la robustez de la biela

EPÍLOGO

De todo el alfabeto precedente, combinado con rara habilidad para formar palabras que tengan algún sentido, podemos sacar la siguiente y conocida conclusión: "¡Cómo progresan los fierros...!" Por supuesto, se pueden extraer muchas otras conclusiones. La calidad de los productos nacidos en Coventry y lanzados como Jaguar, se mantiene inalterable a través del tiempo. A pesar de los cambios formales, de los rediseños, del sacrificio que significa la producción en serie de autos que podríamos encuadrar como "fuori-series", toda una historia y una tradición en el terreno de los autos "de verdad", deportivos o no, se mantiene plenamente vigente. La esencia, el espíritu de los Jaguar, no ha cambiado. Lo representativo que tiene un "SS" o un XK-120, o un XK-E, significa el verdadero respaldo de la firma inglesa. Haga como nosotros: cómprese uno antes de cada comida, y verá lo bien que se siente. So long.

Por César Mario Sorkin


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada