martes, 26 de mayo de 2015

Renault Clio 2 1.6 Sony


En una edición limitada de 500 unidades, el exitoso modelo del rombo revitaliza su imagen con la introducción de un sofisticado reproductor MP3 de última tecnología. Una interesante propuesta, dirigida al público jóven

Con la música en el alma
Revista Parabrisas Nro 288. Octubre de 2002

¿Qué sentido tiene gastar dinero y ocupar espacio con cantidades de discos, si el MP3 es gratis y permite almacenar en un disco 10 veces más que en uno común? 
Esta pregunta encierra cierta lógica y ya lo ha demostrado Ford, que fue el primero en adoptar esta tecnología en el popular Ka. Hoy, a pocos meses del lanzamiento de Ford, Renault hace lo mismo mediante un acuerdo con Sony. En esta ocasión, el auto elegido es el exitoso Clio, al que se lo denomina Sony y del que sólo se producirán, en edición limitada, 500 unidades. De esta manera, el modelo revitaliza su imagen y atractivo hasta la llegada de su sucesor en el 2003. 
Para diferenciar esta versión exclusiva, la automotriz francesa utilizó la base del Clio 2 y le adoptó las llantas de aleación del modelo Sport 1.6, neumáticos más anchos (185/60 R14), un pequeño alerón trasero y ópticas de doble faro, además de agregarle un distintivo sobre los laterales y otro el portón, que rezan "MP3 Série Limitée". 


La motorización elegida fue la K4M1.6, 16 válvulas y 110 caballos, que ofrece un interesante nivel de prestaciones, sobre todo si lo que se busca es agilidad en el tránsito urbano. En el interior se diferencia por un volante de tres rayos y el pomo de la selectora revestidos en cuero, y un juego personalizado de alfombras. Pero lo más importante viene por el lado de la música, ya que el Clio Sony se ofrece en dos versiones, una denominada CDX-MP30 o gama baja, y otro denominado CDX-MP70 o alta gama. Las diferencias tienen que ver con el tipo de reproductor de audio que disponen. El MP30 es un poco más simple en lo que se refiere a ecualización de sonidos, y no cuenta con el sofisticado display digital con selección de 7 colores del MP70, ni tampoco con un sistema denominado G-Protection, que asegura que el CD no salte cuando el auto circula por terrenos irregulares. 
Sí comparten, en cambio, la alta potencia de 52 W x 4 canales y los parlantes adaptados especialmente para esta versión. Adelante utiliza un juego de triaxiales con una potencia máxima de entrada de 200 W, y atrás otro juego de dos vías con una potencia máxima de entrada de 100W. 
Con relación al equipo de audio original, la fidelidad y la potencia del Sony son superiores y la diferencia se nota. Sólo resulta un poco complicado el manejo de todas las funciones del estéreo (la unidad de prueba disponía del MP70), lo que obliga a recurrir al control remoto, que simplifica la tarea. Esto hace extrañar el práctico comando satelital de radio que trae el estéreo de fábrica. Cabe aclarar que ambos equipos también permiten escuchar radio y CDs convencionales. 
Este modelo se presenta en tres colores: Gris Boreal, Rojo Vivo y Negro Nacré, y el precio de lista es de 34.850 pesos para el MP70, y de $ 34.450 para el MP30. Queda claro que el sistema MP3 tiene futuro en materia de audio para autos. Si no lo cree, remítase, en esta misma edición de Parabrisas, a la impresión de manejo del nuevo Fiat Stilo que, para no desentonar con estos tiempos, también lo adopta. 

Por Augusto Brugo Marcó
Fotos Ricardo Merkel


Para simplificar la operación del equipo es conveniente utilizar el control remoto, ya que con la adopción de este autoestéreo queda anulado el práctico comando satelital

El reproductor de MP3 también permite escuchar radio y CDs convencionales


Los parlantes delanteros son de tres vías y 200 W, y los traseros de dos vías y100 W



Exteriormente se diferencia por utilizar las llantas del Clio Sport 1.6 y los faros con doble óptica

También lleva, sobre el portón y los laterales, el distintivo "MP3 Série Limitée"




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada