martes, 23 de junio de 2015

Lotus Esprit


El último auto de James Bond
Revista Corsa Nro 617. Abril de 1978

Roger Moore, o James Bond '78, lo eligió como su compañero preferido para las persecuciones y "combates" en su película "La espía que me amó". Este modelo Lotus Esprit fue modificado especialmente para el superagente. Este es un diseño del año 1973 que ahora recobra vigencia por lo fantasioso del film y también por su línea de avanzada dentro de los autos deportivos fuera de serie

Con el estreno de la película "La espía que me amó", nueva versión del James Bond '78 ahora protagonizado por Roger Moore, salió nuevamente a la palestra la versión del Lotus Sprit, un auto aparecido en 1973 en Europa pero que todavía continúa vigente gracias a un diseño de avanzada. Este renacer se debe a que, además de las cualidades que puede ofrecer el Esprit a cualquier usuario. el film lo ha llevado a un plano de fantasía, dotándolo de elementos extras se convierte prácticamente en invencible en las manos de James Bond.


El prototipo utilizado en la película desarrolla una velocidad de 222 km/h. en tierra, además puede convertirse en submarino y soportar cualquier tipo de combate aéreo o también debajo de las profundidades oceánicas. Para que Roger Moore se sentara en una de sus butacas fue necesario introducir al auto diez variantes fundamentales:

1) Las ruedas del auto se introducen en la carrocería en forma similar a las de un avión cuando culmina su despegue.
2) Un periscopio fue ubicado en el techo, a la altura de la parte central de las butacas delanteras.
3) Dos harpones en la trompa, seguramente para evitar chupadas peligrosas.
4) Fusiles en la parte trasera.
5) Otros fusiles que en tierra firme arrojan aceite y en el agua una especie de humo negro.
6) Cuatro estabilizadores o alas ubicados uno en cada rueda, sobre la parte posterior de los guardabarros, para deslizarse en el agua.
7) Dos alerones de dirección alojados en la parte trasera que se utilizan como timón en el agua.
8) Turbinas, también para el agua, ubicadas en la parte trasera.
9) Tablero de comando equipado además con radar.
10) Un lanza misiles que puede ser utilizado tanto en tierra como en agua, situado también atrás, a la altura de la luneta.

Para el "usuario común" 

El Lotus Esprit ofrece todo lo que caracteriza a un auto fuera de serie, sólo para una minoría con gustos demasiado particulares y generalmente distinguida dentro del auto deportivo. Equipado con un motor de dos litros, cuatro cilindros, dos carburadores, alcanza una potencia de 162 caballos. La transmisión es por medio de embrague seco a diafragma y con caja de cinco marchas u opcional automática. La suspensión delantera es por medio de resortes helicoídales y amortiguadores telescópicos con brazo superior triangular e inferior único y barra estabilizadora transversal. Mientras que la trasera es casi similar con la variante de los brazos transversales unidos al árbol de transmisión. 
Para los 100 km/h. el Lotus Esprit tiene una aceleración de 6s88/100. Su relación peso potencia es de 5,6 kg/HP. Evidentemente un prototipo para James Bond y algunos pocos más selectos tripulantes. 

Aquí se muestran las diez reformas a que fue sometido el Lotus Esprit para las aventuras del popular superagente

Foto telegraph.com.uk

Foto telegraph.com.uk


El Lotus Esprit elegido por James Bond. Como se ve, todo un auto fuera de serie para una selecta minoria



No hay comentarios:

Publicar un comentario