domingo, 28 de febrero de 2016

No lo conocimos: ASA 1000



¿Para fotógrafos apurados?
Revista Parabrisas Nro 35. Octubre de 1963

De los que leerán esta nota, no sabemos cuántos son fotógrafos. Los que lo son, captarán inmediatamente el juego de palabras en el título. Las películas se gradúan, según su sensibilidad, en cuatro o cinco escalas internacionalmente reconocidas, entre ellas a escala ASA (American Standards Association), y cuanto más sensibles son, más "rápidas" se les dice en la jerga del oficio. Y 1000 ASA sería muy, pero muy "rápido" (las películas convencionales oscilan entre 50 y 400 ASA...).
Lo que dicen los afortunados colegas europeos que lo han podido probar, es que el autito ASA 1000 es también muy rápido (cabe ese calificativo para un autito de 1000 cc. que desarrolla aproximadamente 190 kilómetros por hora) ...

El ASA 1000 tiene una historia larga, que afortunadamente puede resumirse en pocas palabras. Hace ya tres años largos, la prensa especializada italiana notició que en Maranello, el pueblo de Ferrari, se veía un modelo experimental mucho más pequeño que las otras Ferrari vistas hasta el presente. Y por otros conductos se supo de un motor de cuatro cilindros y 850 cc., parecido (en su distribución general, mecanismo de válvulas, etc.) a las Ferrari V12 de la época. De ahí en adelante los colegas italianos tuvieron otro motivo más de conversación y de "primicias". Pronto trascendió que Ferrari no pensaba fabricar el coche por su cuenta, si no vender el diseño o la licencia a alguna fábrica grande interesada. Mucho se habló de Alfa Romeo. En algún salón internacional apareció una "Ferrarina"; una verdadera Ferrari en miniatura; tenía cuatro cilindros en línea con un árbol de levas a la cabeza y su diseño ponía todo el énfasis en "Gran Turismo". Pero.., de producción en serie, nones.
Hasta que apareció en escena Nicoló de Nora, retoño de la riquísima familia italiana vinculada con productos químicos y que tenía ganas de fundar una fábrica de automóviles.
Se fundó con la denominación de Austocostruzioni, Societá per Azioni (ASA), y la flamante empresa se hizo cargo del adormecido proyecto "Ferrarina". Entre fugaces apariciones en escena, el coche había adquirido un nuevo chasis tubular y la cilindrada había sido elevada a la insólita cifra de 1032 cc. Potencia, 95,6 HP-SAE a 7000 rpm., según la fábrica.
La carrocería, que responde a la inspiración de Bertone, es una berlinetta "fastback" (cola de línea interrumpida) en la clásica escuela italiana de la época actual. El motor que llegó definitivamente a la producción tiene los perennes cuatro cilindros en línea, árbol de levas arriba con balancines tipo paragüas, sistema Ferrari V12, y dimensiones internas de 69 x 69 mm. La relación de compresión es de 9,1 a 1 y la carburación se logra por arte y oficio de dos Weber doble cuerpo.
El motor está ubicado adelante y la transmisión es entonces convencional. La caja de velocidades tiene cuatro marchas, todas sincronizadas, con relaciones totales 15.18, 9.60, 6.29 y 4.55 a 1; la desmultiplicación es entonces de 4.5 a 1.
El chasis es tubular, con distancia entre ejes de 220 cm. La suspensión delantera es independiente, con espirales y trapezoide deformable; atrás, eje rígido con espirales, fijo, transversalmente por un varillaje tipo Watts (en "Z") . Las trochas son de 1,26 y 1,40. Pesa 780 kilos con líquidos pero ocupantes. Frenos de disco (en las cuatro ruedas) con seis ruedas de disco repujadas o con maza Rudge y cazoleta de picos.
Hace un tiempo, antes que se contemplara la vinculación con la familia De Nora, el comendador Ferrari había dicho en una de sus famosas conferencias de prensa, que el nuevo auto podría ser una herramienta apta para gentes que deseaban iniciarse en el manejo de automóviles deportivos, y/o cuyos recursos no le permitieran comprar autos más potentes. Y sin embargo, a pesar de eso queda flotando una pregunta, que nace de las especificaciones del auto.
La cilindrada "rara" llama la atención; ¿se habrá elegido para que los clientes no corran el auto en la categoría de 1000 cc.? De todos modos, sea para fotógrafos apurados, escríbanos con prisa, o sopranos sin mucho tiempo, el ASA 1000 es una de las formas agradables de viajar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario