domingo, 13 de marzo de 2016

Volkswagen Karmann Ghia TC

El Karmann Ghia TC en tres cuartos perfil. Lindas y agradables líneas exteriores

Integramente brasileño
Revista Corsa Nro 242. Diciembre de 1970

VW do Brasil presentó su nuevo Karmann Ghia TC diseñado y producido en el Brasil. Corsa lo manejó y lo analizó en Buenos Aires

Volkswagen de Brasil, iniciando una nueva política de independencia con respecto a su fábrica madre en Alemania, concibió y construyó un vehículo deportivo que completa la línea brasileña Karmann Ghia. El nuevo modelo, Karmann Ghia T.C., fue traído a Buenos Aires la semana pasada por los representantes VW en la Argentina para ser sometido a la consideración del periodismo especializado.

El nuevo modelo se ha construido en base a la plataforma del viejo Karmann Ghia pero se han rediseñado todas sus líneas externas, lograndose de tal manera un automóvil novedoso, con muchas reminiscencias del Porsche 911, sobre todo en la cola, y del Karmann Ghia en la trompa y los laterales. Uno de los detalles sobresalientes del nuevo Karrnann Ghia TC es la gran superficie vidriada que posee, aunque como en la mayoría de los autos de este tipo (cupés deportivas) los parantes delanteros del parabrisas dificultan la visual  y conforman un punto ciego.
CORSA tuvo la oportunidad de conducir el nuevo VW en un corto itinerario y probar sus bondades.
La primera impresión que se recibe al sentarse en el VW es la de un auto cómodo, con adecuada posición de manejo, regulable para conductores altos o bajos. La visibilidad es buena, salvo el pequeño detalle del parante delantero, que precisa un buen tiempo de adaptación para acostumbrarse a él.
En lo que respecta, a su manejo, la caja es buena y la aceleración es aceptable para un auto construido sobre un motor y una plataforma de serie. Uno de los inconvenientes que pudimos observar durante la prueba es que en curvas trabadas y que requieren ciertas exigencias de manejo, el Karmann Ghia tiende a sacar la cola fuera en demasía y se hace difícil -generalmente- mantenerlo en la trayectoria ideal de la curva.
Cuando llega el momento de pararlo, el Karmann reacciona bien gracias a los frenos a disco delanteros. La marcha es suave y muy silenciosa, debido a que el motor tiene un aislante muy efectivo. La amortiguación es buena, lo que le confiere un suave andar, tanto en caminos rugosos como en tierra o pavimento. No es todo lo deportivo que su concepto parecería indicar, pero es una novedad interesante. Y cuesta 1.200.000 pesos viejos de los nuestros. Se piensa incluso en su venta en la Argentina por intermedio de ALALC.

Cola fast-back con reminiscencias Porsche 911

Motor cuatro cilindros en plato, con dos carburadores. Nótese la excelente ubicación del motor

Tablero de instrumentos sencillo pero funcional, Todo el tablero está acolchado


1 comentario:

  1. Muy lindo auto para la epoca y muy eficiente el consumo de combustible aún hoy en día.

    ResponderEliminar